El Puerto de Santa María
18 °C
Viento 3 km/h
Humedad 57%
PESCA

La Flota Pesquera Gaditana verá mermada su cuota casi un 20% respecto a 2019

|


Barco


El Consejo de Gobierno ha tomado conocimiento de las conclusiones del informe elaborado por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible relativo al impacto económico y social que tendrán en Andalucía las posibilidades de

pesca para 2022 aprobadas recientemente por el Consejo de Ministros de la Unión Europea (UE).


En total, se estima que el sector pesquero andaluz sufrirá pérdidas por valor de 6 millones de euros, sumando el descenso que experimentarán las cuentas de los armadores y marineros afectados (215 barcos que reúnen a cerca de 1.400 personas).


Extrapolando el impacto a todo el entramado que genera la industria pesquera en los puertos andaluces, las pérdidas podrían superar los 20 millones de euros al incluir el impacto en el sector auxiliar de la pesca y las actividades relacionadas (comercialización, transporte, venta directa al consumidor o fabricación de envases y hielo, entre otras).


En el ámbito laboral, la Junta estima que la repercusión de estas medidas comunitarias podría conllevar la pérdida de alrededor de 1.000 empleos, entre directos e indirectos, por falta de actividad y rentabilidad. 


La pasada semana, los ministros europeos acordaron los Totales Admisibles de Capturas (TAC) para 2022 de las principales especies pesqueras de la costa atlántica, unas restricciones que, en el caso de Andalucía, afectan principalmente a la flota del

Golfo de Cádiz. El objetivo que persigue Bruselas con estas medidas es alcanzar el Rendimiento Máximo Sostenible, como muy tarde, en 2025.


Restricciones en el Golfo de Cádiz

Como recoge el informe elaborado por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, los pescadores andaluces de la vertiente atlántica podrán desembarcar el próximo año 304,7 toneladas de merluza, cantidad que supone un

recorte del 8,2% en comparación con 2021 y del 19% respecto a 2019. En el caso de la cigala, esta flota contará únicamente con la mitad de las 100 toneladas que necesita para garantizar su rentabilidad, ya que el TAC se ha establecido en 51,5 toneladas para el próximo año (-5% en comparación con 2021 y cerca de -12% respecto a 2019).


Por su parte, los arrastreros del Golfo de Cádiz dedicados a capturar lenguado en esta zona pesquera enfrentan un recorte del 5% para el próximo año (-15% en comparación con 2019); y los de bacaladilla contarán en 2022 con un 19% menos de toneladas

respecto a 2021 al haberse marcado un máximo de capturas de 1.253 toneladas para el Atlántico. Este descenso de la cuota de bacaladilla para el próximo año se suma a la rebaja del 20% aplicada ya en 2021.


En cuanto al rape, las 79 toneladas de cuota máxima continúan siendo insuficientes a pesar de experimentar en 2022 un ligero ascenso en comparación con este año (5%). Comparando este TAC con la cantidad establecida en 2019, se observa un descenso

del 12%.


En total, se verán afectados por estas decisiones de la Unión Europea 123 barcos y casi 800 marineros que se dedican a la pesca de arrastre en el Golfo de Cádiz, donde se concentra prácticamente la totalidad de embarcaciones de esta modalidad que faenan en el litoral atlántico andaluz. 


Comentarios