El Puerto de Santa María
- °C
-
Viento - km/h
Humedad -%
MAREMOTO

Cádiz no cuenta con riesgo volcánico, pero un 'tsunami' devastaría sus costas en 30 minutos

|


1582207716143


En Andalucía no hay volcanes, con la excepción de los del Cabo de Gata, la única zona volcánica en la comunidad andaluza, pero sus volcanes están extintos. La última vez que tuvieron actividad fue hace un millón de años.

La directriz básica de Planificación de Protección Civil ante el riesgo volcánico en España, aprobada en Consejo de Ministros en el año 1996, delimita que la única zona del territorio nacional expuesta al riesgo es Canarias. Eso sí, en Andalucía tenemos dos fenómenos: los terremotos y los tsunamis.

El Sur de la Península Ibérica está ubicado, precisamente, en una zona de contacto entre dos placas tectónicas: la Euroasiática y la Africana. Por esta convergencia, es un terreno de gran sismicidad, aunque moderada. La zona oriental de la comunidad –Granada, Málaga y Almería–es la de mayor peligrosidad sísmica de toda la Península. Solo en lo que va de año se han registrado en las tres provincias más de 3.000 terremotos, según los datos del Instituto Geográfico Nacional. Sin duda, los más recordados son los acontecidos en Granada a principios de año porque alcanzaron magnitudes por encima de los 4 grados.

El calentamiento global no afecta a los fenómenos sísmicos ni a su frecuencia, pero prácticas como el 'fracking' sí pueden desencadenar enjambres sísmicos y también el llenado de embalses.

Como consecuencia de los terremotos, Andalucía debe también mantenerse alerta ante el riesgo de tsunami. La falla marina de Averroes en el Mar de Alborán, por su geología, tiene más capacidad de generar tsunamis de lo que se creía hasta ahora, según un estudio del CSIC de este mismo verano y publicado en la revista Scientific Report.

La falla, según el experto del Instituto de Ciencias del Mar Ferran Estrada, "presenta en su extremo noroeste, un salto vertical de hasta 5,4 metros, lo que podría generar un terremoto de magnitud 7". En ese caso, se podrían generar olas de hasta seis metros de altura, que inundarían las costas andaluzas en menos de 30 minutos.