El Puerto de Santa María
- °C
-
Viento - km/h
Humedad -%
DISTINCIÓN

​Germán Beardo recibe la medalla de plata al mérito social penitenciario en agradecimiento a la historia municipal de colaboración permanente con Instituciones Penitenciarias desde 1886

|

MEDALLA DE PLATA INSTITUCIONES PENITENCIARIAS


El alcalde de El Puerto, Germán Beardo, ha recibido esta mañana en el Centro Penitenciario Puerto III la medalla de plata al mérito social penitenciario concedida por Instituciones Penitenciarias este año 2021 en agradecimiento y reconocimiento a la colaboración y fuertes vínculos que siempre han existido entre ambas instituciones.


Con motivo de la celebración de la patrona de Instituciones Penitencias, Nuestra Señora de La Merced el 24 de septiembre, este lunes ha tenido lugar el acto de entrega de Medallas y Distinciones de Instituciones Penitenciarias 2021.


En el homenaje reducido en aforo para cumplir con la normativa covid, han estado presentes los tres directores de los centros penitenciarios de la ciudad: Puerto I (Juan José Jiménez Torres), Puerto II (Gustavo Villas Pérez) y Puerto III (Esther Virginia Serrano Escobar), junto al equipo directivo de este último centro que ha sido este año el elegido para la celebración del día de la Patrona de los Cuerpos de las Instituciones Penitenciarias, rindiendo un sincero y merecido homenaje a los funcionarios y demás personal que han destacado por su labor y entrega al trabajo diario y dedicación durante años al servicio de la institución penitenciaria, cuyo objetivo principal es la reeducación y reinserción laboral de los penados.


Esther Virginia Serrano Escobar, directora de Puerto III, ha sido la encargada de la imposición de la medalla a Germán Beardo, reconociendo así la labor histórica y estrecha colaboración  de la administración local con Instituciones Penitenciarias, desde su asentamiento en El Puerto de Santa María, vínculo que se remonta a finales del siglo XIX, concretamente al año 1886, cuando comenzó a construirse sobre los cimientos del antiguo Monasterio de La Victoria el famoso penal de El Puerto, en una localidad que contaba en aquel momento con una población de 22.264 habitantes; donde el 20% se encontraba cumpliendo condena. En 1940 tres de cada diez hombres que habitaban en El Puerto eran reclusos.  La participación del Ayuntamiento fue determinante para su construcción, instalación y mejora del penal, iniciando la expropiación de una huerta anexa al convento para ampliar así el centro penitenciario y mejorar la vigilancia del mismo que permaneció abierto hasta 1981. Un año después se inauguraba Puerto 1, donde la colaboración del Ayuntamiento portuense también fue decisiva para su construcción en una zona denominada La Laguna, destinado a internos clasificados en primer grado de tratamiento, por su condición de inadaptados o extremadamente peligrosos.


En la misma ubicación, en el año 1985, tras el cierre del Centro Penitenciario Provincial de Cádiz, abre Puerto II contando con cuatro módulos con 82 celdas cada uno, una sección abierta, dos polideportivos y un departamento para mujeres. 

Fue dos décadas después, en 2005, cuando se hace entrega por parte de Instituciones Penitenciaras del antiguo penal al Ayuntamiento, a modo de cesión y se cierra la construcción de Puerto III con una capacidad reclusa superior a más de 2.000 internos e internas con la ayuda de la ciudad, siendo el primer centro construido en el marco del plan de creación y amortización de centros penitenciarios y de inserción social.


Inició su construcción el 21 de marzo del año 2005, inaugurándose dos años después, el 7 junio de 2007, siendo una infraestructura penitenciaria con un carácter fundamentalmente modular e importantes dotaciones socioculturales orientadas a la reinserción de los internos.


Germán Beardo, ha agradecido en nombre de El Puerto y de todos los portuenses esta distinción, comprometiéndose no sólo a continuar sino a reforzar esta línea de cooperación y trabajo conjunto con la institución, donde la sociedad portuense ha mostrado una solidaridad infinita y siempre la mejor de las predisposiciones a ayudar a España en el cumplimiento de la Ley, contribuyendo con distintos programas municipales y actividades a una mejor convivencia teniendo en cuenta que el primer objetivo de las cárceles debe ser la reinserción social y la rehabilitación de los reclusos. 


El primer edil de la ciudad ha felicitado a los directores y a toda la familia del equipo de prisiones por el sobreesfuerzo que han hecho en pandemia para velar por la seguridad de todos y para continuar con máxima profesionalidad y entrega cumpliendo con los objetivos de la Institución, que son garantizar el cumplimiento de las penas impuestas, asegurar la custodia de los reclusos y proteger su integridad; desde el respeto de los derechos, de la dignidad y en favor de las personas que dependen del sistema penitenciario luchando por conseguir su rehabilitación y reinserción social.


Cabe destacar que este año Instituciones Penitenciarias también ha reconocido la labor que pastoral penitenciaria ha realizado en los tres centros portuenses, con la imposición de la medalla de bronce a título individual a Juan Villareal, valorando su labor como diácono voluntario y su trabajo para la mejora de la convivencia y reinserción de los internos de las prisiones portuenses.