El Puerto de Santa María
- °C
-
Viento - km/h
Humedad -%
EDITORIAL

​ 'La vuelta al cole' de los policías 'sin pantalones' , editorial de EPM

60'
|

Policia local


Tendría gracia de no ser que no tiene gracia ninguna. Los Policías Locales de El Puerto regresan al tajo en su totalidad. Sindicalistas activos y trabajadores honestos vuelven a patrullar la ciudad de nuevo juntos y quizá en buena sintonía. La gracia será ver a parejas de agentes en las que uno hubiera secundado esa presunta huelga encubierta y el otro haya estado todo este tiempo desde el 30 de abril en servicio y comiéndose el marrón de las sonadas y mediáticas ausencias de sus compañeros 'sin pantalones'. Incluso agentes de la Policía Nacional que han tenido que “suplir” sus funciones, han acusado el sobreesfuerzo de la pandemia y el mantenimiento de la seguridad durante la superpoblación histórica de este verano.


Los agentes pertenecientes al sindicato UPLBA, voz cantante de la polémica de los pantalones con la obsolescencia programada desde el comité, regresan al trabajo en septiembre, ya arrancado el otoño y con la vestimenta propia de la estación. La paradoja reside en que los uniformes con los pantalones 'tarados' de verano y los que ahora comienzan a lucir fueron entregados a la vez a la totalidad de la plantilla. Quizás la apertura de expedientes sancionadores, la denuncia en fiscalía, y el no cobrar sin trabajar han apaciguado los ánimos revindicativos que pretendían reducir su trabajo efectivo a 4 meses anuales cobrando 3.000 euros más. Y es que el parné es el parné. De hecho, los conciertos de alguno de ellos han sido sonados estando de baja.


La incógnita es si antes estaban mal o ahora trabajarán harapientos, pero no se puede soplar y sorber a la vez. Luego algo falla. O del 30 de abril al 21 de septiembre mentían estos policías en vaqueros por no tener uniforme que llevarse a la piel; o comienzan hoy a desmontar su propia mentira luciendo unos pantalones igual de ajados que aquellos causantes del revuelo y la vergüenza.


¿Qué se saca en claro de todo esto? Pues que el Ayuntamiento, a pesar de lo impopular de las medidas, ha aguantado el pulso con disfraz de extorsión llevado a cabo desde la motorada por buena parte de sus agentes. Igual que en Cádiz donde Kichi mantiene un pulso similar, o el de Jerez donde también hubo problemas con los pantalones con últimas reivindicaciones. Y que el bolsillo maltrecho de los ciudadanos no ha visto mermada aún más su caudal por pagar más a unos policías que ya cobran un abultado sueldo más propio de personas con doctorados, duras oposiciones o evidentes méritos. Quizás los números que hace el alcalde socialista que pretende sustituirlos por seguridad privada, dejen en evidencia que el ciudadano además de recibir un servicio de calidad, lo debe de recibir por un precio justo.