El Puerto de Santa María
- °C
-
Viento - km/h
Humedad -%
LA GUARIDA DEL LOCO

'DON +NOMBRE', artículo de opinión de Francisco Aurelio Dávila Rosso

60'
|


Profesor


Tratar a los demás con respeto es algo que según vamos viendo a las generaciones venideras ,cada vez se está perdiendo con más intensidad, pero no nos engañemos :¿ Es culpa realmente de los adolescentes?

Desde que nací me enseñaron a tratar a las personas con respeto , es decir , a hablarles de usted, decirles señor, señora, caballero etc .

En el colegio al que fui llamábamos a los profesores utilizando la fórmula Don+Nombre.
Aún hoy día, cuando me encuentro a algunos de mis profesores de infancia, les sigo tratando de usted y con el don precediendo su nombre .

El curso pasado, tuve la suerte de trabajar como profesor en el Colegio Grazalema- Guadalete y pude comprobar cómo la fórmula seguía vigente y como la disciplina en cuanto a cómo los alumnos debían llamar a los profesores era la misma .
Un profesor no es un amigo del barrio del alumno, ni su compañero de juegos, ni su padre , ni su madre. Un profesor es una figura de autoridad dentro del ámbito académico y por mucho que los sistemas de aprendizaje pongan al alumno, a los padres y a los profesores en la misma rueda, si el alumno deja de ver en el profesor además de a un mentor, guía o conductor, a una figura de autoridad, el resultado no es el mismo .
Tendría más sentido que esto ocurriese si solamente hubiera un alumno o dos alumnos pero cuando tienes veintisiete o veintiocho alumnos en clase, sentirse respetado es una prioridad .

Ahora que nado en otros mares y me veo circunstancialmente en tierras catalanas ejerciendo mi profesión , observo cuestiones que no solo no entiendo sino que personalmente no comparto en absoluto. Aquí ni se lleva el “ don” ni se lleva el “ usted”, y ruego disculpen a los lectores pero a mí me parece un atraso.

Cuando el primer día de clase yo les digo a los alumnos que al ser un colegio en el cual no se lleva esa fórmula de tratamiento , pueden no utilizarla , pero se la propongo como ejercicio de clase para que acostumbren a conjugar con el usted y a tratar de “don” para cuando tengan que escribir comunicados oficiales, tratar con proveedores, empresarios o para trámites judiciales, burocráticos o institucionales, los alumnos lo entienden perfectamente e incluso a muchos les gusta . De igual forma, yo a ellos también les trato de usted .

Sin embargo, hoy me han instado a eliminar el don en mis clases y a partir de mañana he de comunicar a mis alumnos que sólo podrán llamarme Francisco. Es en esos momentos cuando recuerdo la gran suerte que tuve de estudiar en un centro de los jesuitas, trabajar en uno de la prelatura del Opus Dei y conocer otros de otras órdenes religiosas e incluso de carácter internacional  donde se sigue apostando por el respeto y por la autoridad del profesor. Hasta cuando estuve en un instituto público tenía que hablarle de usted a mi propia madre, por ser mi profesora .

Me adaptaré a ello porque es mi trabajo pero , sinceramente sigo sin entenderlo.  Si eliminas el “don” y el “usted”, ¿qué nos queda? ¿ Cómo van a aprender nuestros alumnos a escribir o tratar ? ¿ Qué les parece a ustedes ?