El Puerto de Santa María
- °C
-
Viento - km/h
Humedad -%
TRÁFICO

Tráfico pone en marcha una campaña de control de distracciones al volante

|


I09E5024



La distracción en la conducción es la primera causa de los accidentes de tráfico. Por ese motivo la Dirección General de Tráfico pone en marcha desde mañana hasta el miércoles 22 de septiembre una nueva campaña de vigilancia y concienciación de los peligros que suponen las distracciones al volante.


En la última campaña de vigilancia de distracciones llevada a cabo por la DGT en la provincia de Cádiz, en octubre de 2020, 213 conductores fueron denunciados por cometer alguna distracción durante su conducción por los agentes del Subsector de Cádiz de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil o por los agentes de las Policías Locales que colaboraron en la campaña. El 62,9% de los denunciados, 134 conductores, lo fue por el uso del teléfono móvil durante la conducción.

La Guardia Civil controló 8.153 vehículos de todo tipo (turismos, motos, furgonetas, camiones, autobuses…), y se formularon 138 denuncias (1,7 % del total de controlados). Las 84 distracciones como consecuencia del uso del teléfono móvil supusieron el 60,8% del total de las denuncias interpuestas. Otras 12 denuncias se formularon por la utilización de cascos o auriculares y las 42 restantes por otras infracciones que provocan distracción en la conducción. 


Por parte de los ayuntamientos que se adhirieron a la campaña y han comunicado sus resultados - Algeciras, Arcos, Barbate, Benalup, Chiclana, Jerez, Jimena, Los  Barrrios, Puerto Real, Rota y Sanlúcar- fueron denunciados 75 conductores de los 2.798 vehículos controlados por sus respectivas Policías Locales en zona urbana. 50 de los denunciados, el 66,6% del total, lo fue por el uso del teléfono móvil.


El subdelegado del Gobierno de España en Cádiz, José Pacheco, ha remarcado algunas claves para evitar distracciones, como “tener cuidado con el móvil. Usarlo solo para emergencias y con el coche parado Nada puede ser tan urgente que compense el riesgo de sufrir un accidente. También hay que cuidar el entorno en el caso de los peatones que, abstraídos en la conversación, caminan ajenos a los riesgos viales”.


También destaca la importancia de haber descansado bien antes de coger el volante, no tomar alcohol ni hacer comidas copiosas y cuidar la ingesta de ciertos medicamentos. En el trayecto es mejor no fumar, y si se siente somnolencia hay que parar. En cuanto al uso de radio/MP3, son aconsejables los sistemas que se manejan directamente desde el volante y si se viaja con GPS, intentar programar una ruta en viaje es muy peligroso, por lo que hay que hacerlo antes.


Esta intensificación de la vigilancia realizada por Tráfico en las vías interurbanas también se realiza en el ámbito urbano, ya que se invita a las policías municipales de numerosos ayuntamientos a llevarlas a cabo en sus respectivos ámbitos de actuación y a las que la Dirección General de Tráfico agradece su aportación a la seguridad vial.


A la vigilancia que realizan los agentes de Tráfico a pie de carretera, la DGT suma los medios automatizados para controlar este tipo de infracción. Actualmente la provincia de Cádiz cuenta con 12 cámaras de control de uso del móvil y cinturón de seguridad instaladas en las carreteras, en las que se puede constatar si el conductor hace uso del móvil.


LA DISTRACCIÓN ELEVA EL RIESGO DE ACCIDENTE

Se produce distracción en la conducción cuando algún suceso, actividad, objeto o persona, dentro o fuera del vehículo, captan la atención del conductor y la desvían de la tarea de conducir.


Distracción y velocidad  se convierten así en un binomio que aumenta muy significativamente los niveles de riesgo durante la conducción. El tipo de accidente más frecuente debido a la distracción es la salida de la vía, choque con el vehículo precedente o atropello.


La distracción aparece como factor presente en un 28% de los accidentes con víctimas mortales, principalmente por el uso indebido de teléfonos móviles, navegadores GPS, u otros dispositivos. Por ejemplo el uso del teléfono móvil un factor que multiplica por cuatro el riesgo de sufrir un accidente y es equiparable a la conducción con exceso de alcohol.


Un conductor que habla mientras conduce multiplica el riesgo de accidente porque:

  • Pierde la capacidad de mantener una velocidad constante
  • No guarda la distancia de seguridad suficiente con el vehículo que circula delante
  • El tiempo de reacción aumenta considerablemente (entre medio a dos segundos, según los reflejos de cada conductor)
  • Y, según constatan algunos estudios, la peligrosidad de hablar por el móvil mientras se conduce es equiparable a conducir habiendo ingerido bebidas alcohólicas
  • Marcar un número de teléfono móvil, responder a una llamada telefónica, leer o contestar a un “Whast-App”, encender un cigarrillo, ajustar la radio o el reproductor de CD mientras se conduce, supone apartar la vista de la carretera durante un tiempo, periodo en el que el vehículo circula sin control y pueden surgir circunstancias que provoquen un grave accidente.


Los tipos de accidentes más frecuentes debidos a distracciones son la salida de la vía, el choque con el vehículo precedente o el atropello.


Hay otra serie de factores relacionados directamente con el conductor que favorecen las distracciones:

  • La fatiga y la somnolencia.
  • El estrés, la ansiedad o la depresión.
  • La edad avanzada.
  • Ciertas características de personalidad.


OTROS FACTORES QUE PROVOCAN DISTRACCIÓN

Fumar y conducir: en encender un cigarrillo se tarda una media de 4 segundos. A una velocidad de 100 km/h, en ese tiempo habremos recorrido 113 metros. Según las conclusiones de diversos estudios de investigación, fumar mientras se conduce multiplica por 1,5 el riesgo de sufrir un accidente


El sueño y la fatiga son dos factores de riesgo muy desconocidos y a la vez muy implicados en la accidentalidad vial: alcances traseros, salidas de la vía, o ciertas invasiones del carril contrario contiguo son tipos de accidente muy frecuentes por estos factores.


¿QUÉ DICE LA LEY?

La Ley de Seguridad Vial considera infracción grave conducir utilizando manualmente dispositivos de telefonía móvil, navegadores o cualquier otro sistema de comunicación, así como, conducir utilizando cascos, auriculares u otros dispositivos que disminuyan la obligatoria atención permanente a la conducción. Estas infracciones suponen una sanción económica de 200 euros y la pérdida de 3 puntos.


La reforma de la Ley de Tráfico, que se encuentra actualmente en tramitación parlamentaria, prevé incrementar de 3 a 6 los puntos a detraer por conducir sujetando con la mano dispositivos de telefonía móvil.

Desde la implantación de la ley del permiso por puntos, alrededor del 10% de las sanciones impuestas lo fue por utilizar el teléfono móvil u otros dispositivos de sonido durante la conducción.