El Puerto de Santa María
- °C
-
Viento - km/h
Humedad -%
INMIGRACIÓN

Detenidos 12 presuntos pilotos de embarcaciones que trasladaron a inmigrantes desde Ceuta a las costas de Cádiz

|


u00edndice


Agentes de la Policía Nacional han detenido durante julio y agosto en San Roque (Cádiz) a doce ciudadanos marroquíes   como presuntos autores de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y  pertenencia a  organización criminal internacional dedicada a la inmigración clandestina. La mayoría de los detenidos han ingresado en prisión provisional y sin fianza decretada por la Autoridad judicial, debido al desprecio a la vida o integridad física que estas organizaciones criminales muestran hacia sus víctimas.


La Unidad Contra las Redes de Inmigración y Falsificación perteneciente a la Brigada de Extranjería y Fronteras de la Comisaría de Algeciras en el marco del Plan Específico desarrollado por la Policía Nacional para la lucha contra la inmigración clandestina, inició  una investigación tendente a identificar a los posibles responsables de pilotar las embarcaciones y a trasladar a ciudadanos extranjeros  desde Ceuta y Marruecos hasta la costa de la provincia de Cádiz. 


Los investigadores con amplia experiencia en este tipo de hechos, son  conocedores de que en la mayoría de los casos, los responsables de las mismas, presuntos miembros o colaboradores de las organizaciones criminales dedicadas al tráfico ilegal de personas, viajan con los migrantes en la embarcación y van camuflados entre los demás, a fin de no ser reconocidos y en caso de ser devueltos a sus países origen, salir impunemente de tal actividad.


Así pues y fruto de las gestiones realizadas durante julio y agosto se recabaron pruebas incriminatorias que determinaban presunta responsabilidad de doce personas pertenecientes a organizaciones y que se dedican a pilotar las embarcaciones y a trasladar a los migrantes desde Ceuta. 


Las últimas detenciones se produjeron a finales del pasado mes agosto, en las que una vez instruido el correspondiente atestado policial. Tras pasar a disposición judicial, se decretó ingreso en prisión para tres detenidos.


Incremento en la llegada de pateras a la costa de Cádiz procedentes de Ceuta

La llegada masiva de migrantes a Ceuta que se produjo el pasado mes de mayo procedente de Marruecos por la frontera del Tarajal, ha influido en el incremento del flujo de pateras que han llegado a las costas de la península desde entonces.

Este hecho no ha dejado indiferente a las organizaciones criminales asentadas en la ciudad autónoma que se dedican al tráfico de personas, y que se han aprovechado de tales circunstancias para intentar captar a los migrantes, con el fin de poder trasladarlos a la península, a cambio de cuantiosas cantidades de dinero, llegando a cobrar hasta 6.000 euros por pasaje.


El tipo de embarcaciones utilizadas por este tipo de organizaciones para trasladar a los migrantes suelen ser embarcaciones neumáticas, de escasos metros de eslora, con poca capacidad para albergar a personas y exceso de aforo, con motores de poco caballaje y careciendo de todas las medidas de seguridad. Esto hace que las travesías sean especialmente peligrosas para la vida de las personas que van a bordo de la embarcación, lo que unido a las condiciones meteorológicas, ocasiona que se vivan verdaderos momentos de pánico y que tengan que ser auxiliados por las autoridades españolas en las aguas del Estrecho de Gibraltar


Viajes temerarios  que no se corresponden con lo ofertado por las “mafias”

Cuando los captadores de la organización contactan con las personas migrantes interesadas en llegar a la península, les ofrecen realizar un viaje rápido en grandes y rápidas embarcaciones, en la que no viajarán hacinados. Sin embargo la realidad es muy distinta. Cuando llegan al punto de salida, se encuentran embarcaciones pequeñas y viejas, a medio reparar y motores de baja potencia, que suelen estropearse a mitad de la travesía. Según versión de los testigos, miembros de la organización obligan mediante violencia a que las víctimas que pretenden desistir del viaje, al ver las ínfimas condiciones en el que van a tener que llevarlo a cabo.