El Puerto de Santa María
- °C
-
Viento - km/h
Humedad -%
TRÁFICO

La DGT inicia hoy una campaña de control de la velocidad para reducir los accidentes en la provincia

|

IMG 20210712 WA0004


El subdelegado del Gobierno en Cádiz, José Pacheco, ha comprobado esta mañana el funcionamiento de uno de los controles de Tráfico que realiza la Guardia Civil en las carreteras de la provincia para garantizar la seguridad vial de los usuarios de las vías.


Acompañado de la jefa provincial de Tráfico, Ana Cobos; del alcalde de Arcos de la Frontera, Isidoro Gambín; de un voluntario de ASPAYM; y del teniente responsable del Subsector de Tráfico, ha acudido al punto kilométrico 7 de la A-384 (carretera autonómica que une Arcos de la Frontera con Antequera), donde se localizaba un control de vigilancia de velocidad, uno de los muchos que se establecen en las carreteras gaditanas a lo largo de todo el año.


“El elevado número víctimas de accidentes de tráfico es un grave problema que, en demasiadas ocasiones, está vinculado al exceso de velocidad”, ha afirmado José Pacheco, que califica de “tragedia la pérdida de una vida en la carretera, por lo que se hace necesario recordar, una vez más, la necesidad de extremar la prudencia al volante”.


En el control de velocidad ha participado un voluntario de la Asociación de Lesionados Medulares y Grandes Discapacitados Físicos (ASPAYM), entidad que desde 2007 colabora con la DGT concienciando a los conductores sobre el grave riesgo que supone para la conducción el exceso de velocidad.


Para ello, personas voluntarias con lesión medular víctimas de un accidente de tráfico acompañan a los agentes de tráfico encargados de realizar los controles. En ese momento, el voluntario de ASPAYM se acerca al vehículo retenido, trasladándole la importancia de respetar los límites de velocidad y demostrando al mismo tiempo con su presencia, las consecuencias y secuelas irreversibles de los actos imprudentes.


Campaña del 12 al 18

El aumento de los viajes por carretera en los meses de verano y el mayor tránsito de vehículos por vías secundarias, debido al incremento de desplazamientos cortos que se realizan desde los lugares de descanso a otras poblaciones cercanas, son algunas de las causas que llevan a la Dirección General de Tráfico a poner en marcha desde hoy y hasta el próximo domingo 18 de julio una campaña especial para intensificación de la vigilancia y control de la velocidad con el objetivo de reducir la accidentalidad en las carreteras de la provincia.


Durante una semana, los agentes del Subsector de Cádiz de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil reforzarán los controles, tanto con patrullas terrestres como con medios aéreos, en los tramos de mayor riesgo asociado a la velocidad, prioritariamente, en aquellos puntos donde la circulación se realiza por encima del límite establecido y existe un elevado índice de siniestralidad, en especial en las vías convencionales, carreteras que presentan un mayor riesgo vial y que registran 8 de cada 10 fallecidos.


Como suele ser habitual en este tipo de campañas, la DGT ha invitado a los ayuntamientos a sumarse a la misma, de modo que también en las vías urbanas se realice esa concienciación y se controle la velocidad, teniendo en cuenta que en las ciudades los peatones son los usuarios que más fallecidos registran y la velocidad la principal causa de ellos.


Hay que recordar que hace dos meses entró en vigor la normativa sobre limitaciones de velocidad en las ciudades, que ha pasado a ser de 20 km/h en vías que dispongan de plataforma única de calzada y acera; 30 km/h en vías de un único carril por sentido de circulación; y de 50 km/h en vías de dos o más carriles por sentido de circulación.


Atendiendo al carácter preventivo de la campaña, se anunciará a los conductores la existencia de controles a través de los paneles de mensaje variable o con las pantallas alfanuméricas de los vehículos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en las inmediaciones, que advertirán de su presencia.


Datos de la provincia de Cádiz en mayo de 2021

Durante los siete días de campaña de vigilancia y control de velocidad puesta en marcha por la Dirección General de Tráfico entre los días 10 al 16 de mayo de 2021, los agentes del Subsector de Cádiz de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil controlaron la velocidad de 2.564 vehículos, 193 conductores de los cuales resultaron infractores y, por lo tanto, denunciados por exceso de velocidad (el 7,52%). La mayor parte de las infracciones -151- se produjeron en carreteras convencionales, seguidas de las 42 registradas en autopistas o autovías.


Por parte de los ayuntamientos que se adhirieron a la campaña –Algeciras, Jerez y Chiclana- fueron denunciados 7 de los 1.627 vehículos controlados por sus respectivas Policías Locales en zona urbana.


En 2020 fallecieron en accidente de tráfico en vías interurbanas en nuestra provincia 11 personas (fallecidos a 24 horas). En esos accidentes aparece  la velocidad como factor único o en concurrencia con otros factores en 6 de los accidentes mortales, lo que supone un 54,54% de los casos. De estos 6 accidentes, 5 ocurrieron en carreteras convencionales y uno en autopista o autovía.


Velocidad y atropellos

Llevar una velocidad adecuada podría evitar prácticamente una cuarta parte de los muertos en accidente de tráfico, ya que en el 23 % de los accidentes mortales se apreció la velocidad como factor concurrente. Por término medio, a 120 km/h se necesita una distancia superior a un campo de fútbol para detener el vehículo.


Hay que recordar que, desde la entrada en vigor de la Ley del Permiso por Puntos, más del 40% de las sanciones impuestas lo han sido a causa del exceso de velocidad.


Por otra parte, los conductores no residentes -extranjeros- están implicados en relativamente más infracciones que los conductores residentes. El intercambio transfronterizo de información sobre infracciones de tráfico en materia de seguridad vial, aprobado en 2015,  contribuye al mejor control de la velocidad en nuestras carreteras, al eliminar el sentimiento de impunidad al cruzar la frontera.


En el ámbito urbano la falta de concienciación sobre la repercusión de la velocidad en las consecuencias de los accidentes, singularmente en caso de atropello, es aún más generalizada. A partir de 80 km/h es casi imposible que un peatón se salve de un atropello, mientras que a una velocidad de 30 km/h el riesgo de muerte del peatón se reduce al 10%. Todo ello sin mencionar la influencia negativa de la velocidad sobre el medio ambiente, la calidad de vida y el consumo de combustible.